miércoles, 5 de octubre de 2016

Las hijas del frío

Fuente: Casa de libro
Título: Las hijas del frío

Título original: Stenhuggaren

Año de la obra: 2009 (esta edición)

Autor:  Camilla Läckberg

Editorial: Maeva

Páginas: 477



Fjällbacka, época actual. La escritora Erica Falck y su pareja, el detective Patrick Hëdstrom, acaban de tener una hija, pero a pesar de la alegría que trae la pequeña al hogar, la pareja debe hacer frente a  toda una serie de nuevas preocupaciones. La niña llora mucho, su madre sufre depresión posparto y Patrik está constantemente cansado. Afortunadamente, Erica encuentra mucho apoyo en Charlotte, madre de Sara, una niña de siete años, pero entonces se produce un terrible drama: un pescador halla el cadáver de la pequeña en el mar. 
Strömbad, 1923. La joven y bella Agnes, hija de un rico empresario, se encapricha de Anders, uno de los trabajadores de su padre, y se queda embarazada, lo que da lugar a una serie de acontecimientos terribles y dramáticos cuyas consecuencias se arrastran hasta el presente. 
Tan solo gracias a su gran constancia, el infatigable detective Patrik logra finalmente establecer los lazos entre esa trágica historias de conflictos familiares del pasado y el crimen ocurrido en la actualidad. 



¡Hola! Hoy os hablo sobre Las hijas del frío, la tercera novela de la serie Fjällbacka, de Camilla Läckberg. Serie de libros que cada vez me gusta más. Como habréis notado, no me gusta hacer un mini resumen, para eso tenéis la sinopsis aquí arriba. Así que, procedo a contar qué me ha parecido.

Las hijas del frío ha sido como leer dos libros en uno. Por un lado, la historia principal, con los personajes que ya conocemos; y, por otro lado, los fragmentos narrados en el inicio de los capítulos cuentan la historia de Agnes, una joven rica y malcriada, a partir de 1923. Dos tramas que convergen al final, aunque hasta el último momento no tenía ni idea de cuál sería su punto en común. Entre este interrogante y la pregunta de quién sería el culpable de la muerte de Sara -y cuál era el móvil-, la novela me ha tenido muy enganchada.

Fjällbacka (Suecia) / Fuente: www.ocholeguas.com


La acción ocurre principalmente alrededor del vecindario de Erica y Patrik, en Fjällbacka, y la comisaría de Tanumshede, un entorno más reducido que ayuda a centrar la atención en los personajes y conocerlos mejor. Al menos a mí me ha ayudado. Los nuevos personajes me han gustado, casi todos tenían una subtrama, una historia detrás que les aportaba profundidad. Una de ellas se convierte en parte de la investigación y trata un tema muy crudo que no es muy agradable leer, pero está muy bien llevado. Quizás, lo que me ha sobrado una vez más son las partes sobre Mellberg, el jefe de policía. Es cierto que al principio me ha pasado lo mismo con otros puntos de vista, aunque estos tenían un sentido al final. Pero lo de Mellberg me parece relleno y muy poco interesante.

"No comprendía por qué todos temían tanto a la muerte. Esos sentimientos extraños que abrigaban los demás parecían concentrarse y multiplicarse en cuanto oían hablar de la muerte. En verdad que no lo comprendía. La muerte era un estado, igual que la vida: ¿por qué iba a ser una mejor que otra?"

La evolución de Patrik como policía se nota. Espero que en los libros posteriores se convierta en el jefe de la comisaría (si habéis leído los libros y lo sabéis, shh). Erica, me ha vuelto a poner nerviosa, sobre todo al principio. Sin embargo, a medida que iba avanzando no me quedó más remedio que ponerme un poco en su lugar e intentar entenderla. Aún así, no termina de convencerme. Respecto a su hermana Anna, a la que critiqué en la anterior entrada, me ha sorprendido. Su historia da un giro al final del libro que seguramente se convierta en tema principal de la siguiente novela (si es así, tampoco quiero saberlo todavía).

"¿Y no dices nada sobre los flashbacks a 1923 y de Agnes?" A eso voy. Agnes es uno de los personajes más odiosos con los que me he encontrado. Leer los fragmentos de su historia me hacían sentir una impotencia tremenda por no poder darle un puñetazo. Esta trama ocurre entre Strömbad, Fjällbacka y Nueva York. En conjunto me ha gustado y tenía ganas de comenzar otro capítulo, no solo para saber qué pasaba con la investigación principal, sino para saber cómo seguía la historia de Agnes y el pobre Anders. Ay, Anders... qué cieguito y qué buena gente.

Strömbad (Suecia) / Fuente: www.vastsverige.com

Y, por último, hay una cosa que me llama la atención -que igual es paranoia mía- sobre los personajes femeninos. La mayoría lo pasan fatal por culpa de sus maridos. A excepción de Erica, que tiene  un sol por marido y, en este caso, Agnes, que es maldad pura en sí misma. El resto no hacen más que sufrir, tanto en el libro anterior como en este. No sé, Camilla, espero que en el siguiente libro me sorprendas y las mujeres de tus historias tengan un poco de alegría.
Por supuesto, hay muchos más personajes aparte de los mencionados aquí, pero para conocerlos, tendréis que leer la novela, la cual la recomiendo mucho. Eso y que no quiero que el post sea eterno.


Como siempre, si habéis leído el libro o no, pero os llama la atención, lo podéis dejar en los comentarios.

¡Nos leemos!




2 comentarios:

  1. Hola!

    Me ha encantado la entrada. No he leído nada de la Läckberg, pero leyendo tus reseñas quizás le dé una oportunidad en el futuro.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      La verdad es que para cuando te apetece una lectura amena, sus libros están muy bien. Si te lees algunos, me cuentas.

      Besicos!

      Eliminar