martes, 15 de noviembre de 2016

El jardín olvidado

Imagen: Casa del libro
Título: El jardín olvidado

Título original: The Forgotten Garden 

Año de la obra: 2010


Editorial: SUMA

Autora: Kate Morton

Páginas: 537



Una niña desaparecida en el siglo XX...
En vísperas de la Primera Guerra Mundial, una niña es abandonada en un barco con destino a Australia. Una misteriosa mujer llamada la Autora ha prometido cuidar de ella, pero la Autora desaparece sin dejar rastro.
Un terrible secreto sale a la luz…  
En la noche de su veintiún cumpleaños, Nell O’Connor descubre que es adoptada, lo que cambiará su vida para siempre. Décadas más tarde, se embarca en la búsqueda de la verdad de sus antepasados que la lleva a la ventosa costa de Cornualles. 
Una misteriosa herencia que llega en el siglo XXI… 

A la muerte de Nell, su nieta Casandra recibe una inesperada herencia: una cabaña y su olvidado jardín en las tierras de Cornualles que es conocido por la gente por los secretos que estos esconden. Aquí es donde Casandra descubrirá finalmente la verdad sobre la familia y resolverá el misterio, que se remonta un siglo, de una niña desaparecida.




"La memoria es una amante cruel con la que todos debemos aprender a bailar"

El jardín olvidado es el primer libro que he leído de Kate Morton, pero no será el último, porque ha sido una sorpresa interesante. He de reconocer que me costó un poco engancharme. Al principio hay cosas que sentí que se podía haber ahorrado. No obstante, las diferentes historias lograron atraparme y no pude parar de leer.

Los libros dividos en dos o más líneas temporales conectadas entre sí me gustan mucho y este es uno de ellos. La autora describe bien las diferentes épocas. Es decir, mediante las descripciones del entorno y la forma de ser de los personajes, consigue que los identifiques con la época en la que se encuentran. La historia que más he disfrutado es la de Eliza, a principios del siglo XX, primero en un barrio bajo de Londres y luego en la Mansión Blackhurst en Tregenna (Cornualles). Eliza es un gran personaje, una superviviente, con una personalidad muy peculiar, mucha imaginación y una existencia muy difícil. Ella es el origen de todo y la verdadera protagonista. Además, en su misma línea temporal aparece una mujer odiosa que se suma a mi lista de villanos literarios, y una breve historia de amor que se podría haber explotado un poco más.

- No debes esperar que alguien venga a rescatarte -continuaba Madre, con mirada perdida-. Una niña que espera que la rescaten nunca se salvará a sí misma. Incluso aunque tenga los medios, descubrirá que le falta valor. No seas así, Eliza. Debes encontrar tu valor, aprender a rescatarte, no depender de nadie.
Mapa de Blackhurst y alrededores, lugar donde transcurre la mayor parte de la historia.
Fuente: katemorton.com

El presente está protagonizado por Cassandra, que emprende un viaje en busca de los orígenes de su abuela Nell, una investigación que esta se dejó a medias en el pasado. Los fragmentos de Nell son los que no me han convencido, no por la trama, sino por el personaje. Nell descubre a los 21 años que es adoptada y su actitud hacia su familia cambia, argumentando que no sabe quién es. Entiendo que quiera conocer sus orígenes biológicos, pero que deje de hablarle a su padre, se aleje de sus hermanas y pase de su hija... No lo he entendido y su dejadez ha hecho que su personaje no me interese. En cuanto a Cassandra, me ha gustado más. Gracias a su investigación, se conocen datos del pasado necesarios para encajar todas las piezas. Sin embargo, hay cosas, como la historia de su marido y su hijo, que si la autora no las hubiera incluido, no creo que hubiese afectado en nada.

- La vida sería mucho más sencilla si fuera como un cuento de hadas -dijo Cassandra-, si la gente fuera como los personajes típicos.

- Ah, pero así es, sólo que creen que no. Incluso la persona que insiste en que tales cosas no existen es también un cliché: ¡el temido pedante que insiste en no tener igual!

Collage de imágenes de Los jardines perdidos de Heligan, en los que se inspiró la autora.
Fuente: Heligan.com 


Para terminar, voy a ponerle una pega: la confusa introducción de los recuerdos de los personajes. A veces no me daba cuenta que estaba leyendo sobre un recuerdo de algún personaje hasta pasadas unas líneas y tenía que volver hacia atrás para aclararme. Supongo que podría haber indicado esos fragmentos de alguna forma, con separadores, otra tipografía, etc. 
Dejando esto y algunos detalles a un lado, me ha gustado mucho, tanto la ambientación como los personajes principales y los secundarios. Igual me repito respecto a otras reseñas, pero he sentido que todos tenían algo que aportar, un simple dato o toda una historia y creo que es muy importante cuando hay tantos. Dicho esto, me despido hasta la próxima.


¿Habéis leído el libro? ¿Habéis leído otros de la autora? No olvidéis que podéis responderme a estas preguntas en los comentarios. O si os apetece, me podéis contar si hace sol o llueve en vuestra ciudad, nunca está de más hablar del tiempo.

¡Nos leemos!



2 comentarios:

  1. Esta es una autora que siempre quiero leer pero nunca lo hago jeje algún día me pondré y espero disfrutarlo como tú.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha dejado con ganas de leer más de ella. Si lo lees, espero comentarios! Besos!

      Eliminar